16 enero 2010

ENTREVISTA A ALBERTO PÉREZ (Parte lll y última)

P: ¿Qué tipo de cine te gusta más?
R: Últimamente no voy mucho al cine, aunque durante bastantes años acudí a la filmoteca a diario. Me gusta el cine de todas las épocas, pero, si no tuviera más remedio que elegir, me quedaría con Buster Keaton.
P: Eres padre de las letras de muchísimas canciones, así que en cierto modo puedes considerarte escritor. Aparte de ello, ¿escribes textos a los que no acompañas de música?
R: Sí, pero normalmente en prosa, y casi siempre sobre seres que han significado mucho para mí. Los últimos fueron precisamente sobre Carmen, Chicho y mi propia madre, que falleció hace dos años. También he escrito narraciones relacionadas con el escenario, algunas de las cueales están integradas en el espectáculo ''Más allá de la Mandrágora''.
P: Supongo que a lo largo de todos estos años te habrán sometido a montones de interrogatorios de estos a los que ponemos en eufemismo de 'entrevista'. Entenderás que, siendo una figura pública, exista un interés especial por saber de ti pero, ¿hasta qué punto ves justificada esta obligación de desenterrar una y otra vez tu historia, de desvelar episodios íntimos, de comaprtir con cualquiera que lea tus entrevistas tu afición por esto o tu rechazo por aquello?
R: No me molesta. Yo tambiçen he sentido curiosidad en alguna ocasiçon por conocer la vida de ciertos artistas a los que admiraba. Y, por otro lado, no tengo demasiadas cosas que ocultar; vivo con los mismos anhelos que cualquier otra persona: dedicarme a lo que me gusta, viajar y disfrutar de una buena compañía.
P: Acaba de empezar el 210. Supongo que habrá mil planes personales, mil inquietudes a por las que antes o después quieres lanzarte. Pero, no sea que las preguntas íntimas empiecen a molestarte a estas alturas del interrogatorio, ¿en qué andas metido ahora mismo a nivel profesional, y en qué poyectos próximos vamos a poder disfrutar de tu trabajo?
R: Pues, en este momento, ando revisando grabaciones de directo, con intención de editarlas o, quizá, simplemente, subirlas a la red. Pero tengo que dejarlo, porque la carretera me espera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario